Su trámite de sucesión OnLine.

ESTUDIO BREIT & Asociados - Sucesiones Express

Lavalle 1783, 7mo "B" (C.A.B.A. - CP C1048AAO)
(15) 6439 8433
WhatsAPP: 5491164398433
Tel. (11) 4371-1007 / 4372-4624
SKYPE: ajp.breit - GTALK: ajp.breit@gmail.com
info@estudio-breit.com.ar

Sucesión en los juicios previsionales por reajustes - La sucesión en los derechos de los jubilados contra la ANSES

22.08.2015 19:48

SUCESION EN LOS JUICIOS DE REAJUSTES

Lamentablemente los juicios de reajustes han sufrido un retraso importante provocado por la concesión de los recursos extraordinarios que ANSES se encuentra interponiendo, llevando nuevamente los juicios hasta la última instancia ante la Corte Suprema.

Ante el fallecimiento de un jubilado que se encuentre tramitando un juicio de Reajuste la ley previsional determina que en primer lugar, si existe un beneficiario con derecho a pensión (cónyuge, conviviente o hijo discapacitado), ellos son los que continúan las acciones judiciales y van a percibir el crédito que correspondía al causante. Recién para el caso que no existan beneficiarios con derecho a pensión se debe abrir el juicio sucesorio.

Si el expediente judicial no tiene sentencia, en el caso del beneficiario de pensión continúa con la resolución y el nuevo número de beneficio, y en caso de los herederos, con la declaratoria se continúan las actuaciones.

En el caso de tener sentencia y encontrarse al cobro, en las pensiones el tramite continua todo por vía administrativa. Pero en el caso de los herederos debe notificarse a la ANSES el juzgado donde tramita el sucesorio y proceder a la apertura de una cuenta cuyos datos deben informarse por oficio.

Debe no solo cumplimentarse la parte judicial sino también controlar el seguimiento administrativo. Porque en muchos casos cuando el expediente se encuentra para ser liquidado surge la baja por fallecimiento y si no existen beneficiarios que se encuentren percibiendo pensión ANSES lo archiva.

Por lo tanto, si el oficio con la declaratoria llega cuando ya está archivado, debe tramitarse el desarchivo y la activación de la causa.

Otra cuestión importante dependiendo de la etapa del proceso que se produce el fallecimiento, es decir al inicio o finalización del expte judicial, es determinar el crédito que existe porque hay muchas sucesiones abiertas por muy escasas diferencias.

Fuente: https://www.aliciagonzalez.com.ar/derecho-previsional/jubilacion-pension/sucesion-en-los-juicios-de-reajustes/ - Posted on 10/12/2013 by Dra. Alicia González 

Cómo hacer los trámites en la ANSES para "heredar" las jubilaciones

15-06-2017 Cuando fallece un familiar que cobraba de el organismo, los descendientes pueden recibir los haberes pendientes de pago hasta $1.600

Cuando un jubilado o pensionado fallece, parte de sus haberes quedan sin cobrar. La ANSES informó que ese dinero puede ser solicitado por los herederos y cómo se debe hacer el trámite.

Los haberes devengados son los pagos que realiza la ANSES por los días pendientes de cobro de un jubilado o pensionado fallecido hasta la fecha del deceso. La solicitud no debe superar los dos años del fallecimiento.

El monto, cuyo tope es de $1600, sumado al proporcional de aguinaldo que corresponda, se efectúa a los herederos únicamente en caso de no existir personas con derecho a pensión.

Para realizar el trámite, el interesado tendrá que sacar un turno en www.anses.gob.ar. Deberá contar previamente con los datos personales acreditados en la base de la ANSES.

Estos haberes no se abonarán antes de los noventa días corridos contados desde el fallecimiento.

Si existe más de un solicitante, el orden prioritario de pago es:

* A los hijos mayores de 18 años no discapacitados, los haberes se repartirán en partes iguales, en función de la cantidad de hijos.

* Para nietos y bisnietos, los haberes se darán en función de la parte que le hubiere correspondido al padre o al abuelo de estos.

* A los padres del titular fallecido, los haberes se abonarán en partes iguales.

* A los hermanos, los haberes serán en partes iguales; en el supuesto de los medios hermanos, estos percibirán los haberes en un todo.

* En el caso de sobrinos, se les pagará en función de la parte que le hubiere correspondido al padre de estos.

De no existir parientes por consanguinidad, aquellas personas que acrediten haber abonado los gastos de la última enfermedad del jubilado podrán solicitar los haberes devengados. Para ello deberán demostrar, fehacientemente, que la Obra Social u otro tipo de cobertura prepaga no los cubrió en forma total o parcial; dichas constancias deben estar avaladas por la Obra Social o prepaga interviniente.

Fuente: https://www.iprofesional.com/notas/251365-Como-hacer-los-tramites-en-la-ANSES-para-heredar-las-jubilaciones

¿Están legitimados los herederos civiles del jubilado fallecido para continuar su juicio de reajuste?

7 julio 2015 por Ed. Microjuris.com Argentina 4 comentarios

justicia2Fecha: 30-jun-2015

Cita: MJ-MJN-87770-AR

La cuestión ha merecido diversas soluciones en el pasado, pero la doctrina judicial más reciente de la Cámara Federal de Seguridad Social se inclina por la respuesta negativa a esta pregunta, en tanto reconoce el derecho a accionar solamente a la persona beneficiaria de la pensión, con exclusión de los herederos civiles del causante jubilado.

En el precedente de la Cámara Federal de la Seguridad Social «Villareal, Ramón Antonio c/ANSES s/reajustes varios» (Sala III, 6/11/2014), el Tribunal remitió en un todo al dictamen del Sr. fiscal general subrogante Gabriel de Vedia, quien propicia desestimar la legitimación activa de tres hijas del causante que fueron declaradas sus legítimas herederas, por considerar que el derecho a actuar en la ejecución de sentencia de reajuste que había iniciado el causante, corresponde exclusivamente a la beneficiaria de pensión.

Este extenso, erudito y bien fundamentado dictamen del Ministerio Público merece especial atención por su desarrollo de los principios y estándares de la Seguridad Social, y también por el énfasis que pone en sostener la autonomía científica de la Seguridad Social, particularmente en relación con el derecho civil y, dentro de este, el sucesorio.

Estimamos de sumo interés la transcripción y propagación de algunos fragmentos y citas doctrinarias:

«Para dilucidar a quién corresponde la propiedad de los haberes impagos cuando fallece el titular, se debe indagar la naturaleza del derecho a la seguridad social, y las disposiciones legales que le resultan aplicables. La legislación previsional regula el otorgamiento de los beneficios con independencia del régimen civilista o común. Los derechos que otorga el régimen de jubilaciones y pensiones no tienen por qué identificarse, con las respectivas disposiciones del Código Civil».

«La Seguridad Social es entendida como el conjunto de medios e instrumentos mediante, los cuales la comunidad social organiza de un modo sistemático la atención y cobertura de los diversos acontecimientos que pueden afectar a cada uno de sus integrantes -especialmente los relativos a la enfermedad, el desempleo, la maternidad, la vejez y la muerte- (Paya Fernando H-Martín Yañez, “Régimen de Jubilaciones y Pensiones”, Lexis Nexis, Bs. As. 2004)».

«Se reconocen gran variedad de principios que nutren al Derecho de la Seguridad Social. Para no extenderme demasiado efectuaré una breve reseña de aquellos que, a mi entender, revisten una mayor trascendencia. Ellos son los principios de solidaridad, universalidad, subsidiariedad, integralidad, justicia social, equidad, razonabilidad y pro homine» (resaltado nuestro).

«La Constitución Nacional a través del art. 14 bis reconoce los derechos de la seguridad social. La reforma de 1994 jerarquizó una serie de Tratados Internacionales que ampliaron dicho reconocimiento. La trascendencia conferida por la norma suprema y los Tratados Internacionales se ve plasmada en la organización del Sistema de la Seguridad Social Nacional, que, pese a ser preexistente a la última modificación constitucional, comenzó a cumplir un rol más protagónico a partir de ella».

«El mentado art. 14 bis, dispone: “…El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter integral e irrenunciable…” agregando que “En especial, la ley establecerá: el seguro obligatorio …; jubilaciones y pensiones móviles…”. A su vez, el art. 75 inc. 12, establece que corresponde al Congreso: “Dictar los códigos Civil, Comercial, Penal, de Minería, y del Trabajo y Seguridad Social, en cuerpos unificados o separados…”. La tradición jurídica ha subsumido las distintas ramas del derecho en el esquema romano germánico, asignándole el carácter de público o privado según quienes sean sus protagonistas: el Estado o los particulares. La evolución histórica, principalmente a partir de la segunda Guerra Mundial, ha dado surgimiento a una nueva concepción de derecho, el denominado Derecho Social. Este derecho procura la regulación de las relaciones humanas no ya como individuos, sino como integrantes de lo social» (resaltado nuestro).

«Gustav Radbruch ha concebido la idea que sostiene que “El Derecho social /no es simplemente la idea de un derecho especial destinado a las clases bajas de la sociedad, sino que envuelve un alcance mucho mayor. Se trata en realidad de una nueva forma estilística del Derecho en general. El Derecho social es el resultado de una nueva concepción del hombre por el Derecho” (Radbruch Gustav, “Introducción a la Filosofía del Derecho”, México, 1978, 3. Ed., pág. 157)».

«La idea central en que el Derecho Social se inspira no es la idea de igualdad de las personas sino la de la nivelación de las desigualdades que entre ellas existen, la igualdad deja de ser punto de partida del derecho, para convertirse en meta o aspiración del orden jurídico (Radbruch Gustav, “Introducción a la Filosofía del Derecho”, México, 1978, 3. Ed., pág. 162)».

«Esta desigualdad puede verse entre individuos ligados entre sí por determinado vínculo jurídico o en aquellas situaciones objetivas que a las personas les tocan en suerte. De este modo se advierte la existencia de individuos en una situación de mayor desventaja o vulnerabilidad que otros por diferentes motivos: discapacidad o enfermedad, vejez, imposibilidad de subsistencia digna, etc.».

«La concepción igualitarista del Derecho Social propicia que estas personas o sectores en situación de vulnerabilidad, por esta sola causa y con fundamento en su natural dignidad humana, deben tener una mayor protección por parte de la comunidad, expresada principalmente a través de su forma institucional que es el Estado (Sosa Rodolfo Alberto, “Anales de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales”, UNLP, Año 6, 2008 No. 39)».

«Radbruch sostiene que si quisiéramos traducir al lenguaje jurídico, la enorme revolución que estamos presenciando en los hechos y en las ideas, diríamos que la tendencia hacia un derecho social, va excavando la rígida separación entre el derecho privado y el derecho público, entre el derecho civil y el derecho administrativo, entre contrato y ley; ambos tipos de derecho penetran el uno en el otro recíprocamente dando lugar a la aparición de nuevos campos jurídicos, que no pueden ser atribuidos ni al derecho público ni al privado, sino que representa un derecho enteramente nuevo (Radbruch Gustav, “Introducción a la Ciencia del Derecho”, Madrid, Revista de Derecho Privado, 1930)».

«En orden a todo lo señalado, resulta evidente que el Derecho de la Seguridad Social se encuentra enmarcado dentro del denominado Derecho Social. De ello cabe concluir, que la seguridad social es una rama autónoma del derecho, con su específica normativa, que instituye por ley quiénes son los beneficiarios de la pensión y – en lo que aquí importa – el destino de los haberes impagos al producirse el fallecimiento del beneficiario».

«La Cámara Federal de la Seguridad Social, Sala II, en su fallo del 16/12/1999, en autos: “Feijóo de Esteva, Emilia c/ Anses”, expresó que “En el derecho sucesorio el ‘heredero’ recibe lo que está en el patrimonio del causante, independientemente de la causa o circunstancia por la que ha llegado al mismo, como una manera de mantener en la familia o en el afecto aquello de lo que era titular. En la pensión, en cambio, el trabajador o jubilado -del que algún día puede derivar la pensión- ha trabajado y aportado al sistema, su actividad ha generado un derecho reconocido constitucionalmente, de carácter personalísimo. Ese derecho que la ley pone en cabeza de los causahabientes, y que nace con la muerte a modo de fatal condición, deriva de una premisa fundamental, como es el propio derecho del trabajador o jubilado a recoger lo que ha ganado en su trabajo y su aporte, a lo que no ha sido ajeno el beneficiario de la pensión».

«El derecho de la seguridad social, como rama autónoma del derecho, se desarrolla con normas específicas sobre afiliación, cómputo de servicios y remuneraciones, prestaciones que otorga, monto de los haberes de los beneficios, etc. La ley 14.370 adoptó en materia de pensiones un régimen que difiere de lo normado por el Código Civil en materia sucesoria, ya que valora más la vinculación económica entre las personas que integran el núcleo familiar, que el grado de parentesco”

«La Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió en el fallo “Salgueiro, Elida J. c/ Anses s/ Reajuste por movilidad”, de fecha 03/12/2002, que “los importes devengados al tiempo del fallecimiento del causante deben ser percibidos por su viuda a la que se le otorgó la pensión, de conformidad con las disposiciones del art. 20 de la ley 14.370 (Fallos 200:283 [JA 1945-1 451] y248:115)».

«En suma, los principios de la seguridad social y los del derecho sucesorio atañen a sectores de relaciones jurídicas imbuidas de diferentes metas y en legislaciones que ejecutan diferentes políticas. En el régimen previsional, el derecho a la pensión establece una prestación a favor de determinados familiares del causante a los que la ley objetivamente considera que estarían a su cargo y que la muerte de aquél les ocasiona un desequilibrio económico o la privación de su medio de subsistencia. Es precisamente, el art. 20 de la ley 14.370 que les otorga a los aludidos causahabientes también el derecho a percibir los haberes impagos de la jubilación como una prolongación -según expresa Bidart Campos- del carácter alimentario de las prestaciones previsionales para beneficiar con el pago de los haberes pendientes a quienes constituyen el núcleo familiar amparado por el causante y reconocidos por la ley con derecho a pensión».

«Por último tiene dicho la Sala II, en autos: “Manduca, Luis c/ Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de la Policía Federal s/ Personal Militar y Civil de las Fuerzas Armadas y de Seguridad”, Sent. 115.980 del 29.03.06 “Los importes devengados al tiempo del fallecimiento del causante deben ser percibidos por su viuda a la que se le otorgó pensión, de conformidad con las disposiciones del art. 20 de le ley 14.370 (cfr. C.S.J.N., sent. del 0312.02, “Salgueiro, Elida Josefa c/ A.N.Se.S”). Ello así, porque el derecho a pensión por fallecimiento del causante surge en virtud de un título que otorga la ley; es decir, que se es continuador legal por derecho propio y no por el carácter hereditario. En igual sentido, el Alto Tribunal sostuvo que la facultad del reclamante (pensionada) para hacer valer ese derecho “no deriva de su título de heredera, sino de beneficiaría previsional que le reconoció el propio Organismo Administrativo demandando, y que proviene de un llamado directo y personal de la ley” (cfr. “Herrasti, Soledad c/I.M.P.S)».

Fuente: https://aldiaargentina.microjuris.com/2015/07/07/estan-legitimados-los-herederos-civiles-del-jubilado-fallecido-para-continuar-su-juicio-de-reajuste/ Consulta a cargo del Dr. Rafael E. Toledo Ríos